La tecnología es un recurso indispensable de la mayoría de las empresas. El ejemplo más claro de esto es internet, gran parte de las actividades de una organización dependen del uso de internet. Estamos conectados a internet y totalmente dependientes de ella para muchas cosas.
La internet de las cosas o “internet of things” (IoT) aunque no sea muy usada en Brasil, está adquiriendo espacio con el mayor acceso de las empresas a tecnología de punta. Una organización, puede utilizar a IoT de varias formas, entre ellas:

Integración de áreas y entre empresa y clientes

Con la IoT es posible promover una mejor integración tanto entre áreas, que tienen como consecuencias mejor comunicación y mejor aprovechamiento das informaciones, además de facilitar la integración entre la compañía y clientes, proporcionando una asistencia más eficaz.

 Control de consumo de energía

Las cuestiones como el impacto ambiental y la elevación del precio de la energía son preocupaciones demandantes de una empresa. Por medio de sensores es posible controlar el consumo de energía, y así reducir los costes.

Minimización de Fallas y Errores

Al utilizar la Internet de las Cosas (IdC), en aparatos y procesos, el riesgo de fallas y errores es reducido, pudiendo ser corregidos antes mismo que ocurran, evitando prejuicios a la organización.

Descubrir la cantidad de personas que entran en sus tiendas

Por medio del uso de sensores de movimiento una tienda consigue saber el flujo de personas que pasaron por su entrada.
Estas son sólo algunas de las opciones que  IoT puede emplearse en una empresa.