Desarrollado para operar en múltiples plataformas, de forma alternativa a los nativos, una aplicación híbrida es estructurada utilizando generalmente HTML + CSS + JavaScript, o sólo un lenguaje estándar de código, como C# ,por ejemplo.
Además, es necesario utilizar algún framework para ayudar durante esa fase. Las más empleadas son: React Native, NativeScript, Ionic y PhoneGap.
Después de esta etapa la app es codificada para ejecutarse en cada sistema operativo, o sea, no es necesario desarrollar varias aplicaciones nativas para cada sistema. Esta ventaja reduce el coste de la operación.
Mientras que el desarrollo sea bien hecho, los usuarios difícilmente se darán cuenta de que la aplicación no es nativa. Lo más importante para el usuario es que la aplicación ofrezca un buen rendimiento, y ejecute las funciones esperadas.
Otra ventaja de la  aplicación híbrida es que no es necesario utilizar el editor de texto proprio del sistema (Android Studio, por ejemplo).

¿Cúando es mejor utilizar la híbrida que la nativa?

En los  casos en que la aplicación precisa ser replicada en varias plataformas, utilizar una aplicación nativa pode ser mucho compleja. Pués los sistemas operacionais son distintos y demandam arquitecturas y lenguajens diferentes, por consiguientemente.
La mejor opción para esa situación es desarrollar la aplicación híbrida. Desa forma es posible crear una única aplicación y sólo replicar para los demás sistemas.