La elección de una aplicación es influenciada por el posicionamiento, así como acontece con los sitios. Esto es, de la misma forma que los sitios que aparecen en las primeras posiciones son más consultados, las aplicaciones que aparecen entre las primeras opciones tienen más oportunidades de ser descargadas.

Para lograr un buen posicionamiento de app, existen dos técnicas utilizadas: SEO para aplicaciones y ASO.

SEO

El SEO (Search Engine Optimization) para aplicaciones es un método adoptado para que la app sea buscada por el usuario a tráves de palabras clave optimizadas, ofreciendo más rentabilidad al emprendimiento. SEO, permite que el usuario busque lo que le interesa e identifique su aplicación fácilmente en la lista.

ASO

El ASO a su vez (App Store Optimization), es el término empleado para la optimización de resultados de búsqueda para tiendas de aplicaciones como el apple store y la play store, de modo que, por medio de esta técnica es posible maximizar la exposición y visibilidad de su aplicación, o sea, las posibilidades de los usuarios encontrar la aplicación aumentan.

Básicamente, la función del SEO y del ASO son similares, la principal diferencia es que SEO actúa sólo durante el proceso de búsqueda de la app, ya ASO comprueba se el cliente entro en su página, efectuó el descargo y continúa utilizando la app.

Además de la optimización por medio de palabras-claves, es posible obtener resultados por medio del nombre de la app, descripción, descripción corta, categoría de la app, ícono, screenshots y vídeo.

Aún existen factores externos que interfieren en la búsqueda por aplicaciones: instalaciones, volumen y velocidad de instalaciones, evaluaciones, comentarios y menciones. Aunque sean factores externos, reciben cierta influencia de los factores de optimización mencionados anteriormente.